welcome
BIENVENIDO@ A HONAN Este Internado situado en Tokyo. Está a las afueras del lugar, pero muy cerca de una ciudad con bastantes sitios importantes para visitar y experiencias que vivir. A este instituto la mayoría son familias de clases medias-alta (con algunas excepciones gracias a las becas) para que sus hijos crezcan con una educación bien formada, sobre todo dirigida a accesos a la universidad de Tokyo (la Tôdai). Algunos alumnos acuden obligados por sus padres, ya que su pasado no es demasiado ejemplar, sea por su comportamiento o por sus notas y otros por decisión propia que incluso pueden llegar a trabajar en sitios no recomendados para pagarse la estancia aquí.
Foro de skin rpg temática ---
Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas
Últimos temas
» Normas del foro [Leer y firmar]
Mar Mayo 05, 2015 8:57 am por Britany Howlett

» Que comience el reencuentro
Lun Mayo 04, 2015 3:42 am por Sally Burton

» Ambientación (Leer y firmar)
Sáb Abr 04, 2015 7:43 pm por James Howlett

» Volviendo a donde todo comenzó...
Sáb Abr 04, 2015 7:41 pm por James Howlett

» BUSCAMOS STAFF
Miér Abr 01, 2015 8:26 pm por Natsuru Senou

» Shino ID
Dom Mar 29, 2015 9:31 am por Creator

» Yuzuriha Inori || Expediente
Dom Mar 29, 2015 9:25 am por Creator

» NUESTROS DATOS
Sáb Mar 28, 2015 11:51 pm por Creator

» Modelo Iphone 6 plus
Jue Mar 26, 2015 1:49 am por Creator

- Verano -
Mes de Agosto
Max: 00° Min: 00°
Staffers
Creator
MP
Shino Misaki
MP
Yuzuriha Inori
MP
Patrick I. Clifford
MP
Gracias a los antiguos Staffers que crearon este maravilloso foro y que ahora esta en nuestras manos. Gracias por darnos la oportunidad de poder revivirlo y que vuelva a funcionar. Gracias a Rose por este maravilloso Skin llamado "Bubbles", gracias a los creadores de las tablillas que hemos usado tanto de glintz.foroactivo.com como de http://savage-themes.tumblr.com/ . Y sobretodo gracias a Foroactivo por la ayuda que nos han dado.
credits

Ficha de Ren - Tu cuello será mi perdición...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ficha de Ren - Tu cuello será mi perdición...

Mensaje por Ren Jinguuji el Mar Feb 12, 2013 3:16 am

>Ren Jinguuji<




Información Básica

Nombre Completo: Ren jinguuji
Apodos: El hombre de fuego , Lord Ren , Ron
Edad: 132 años
Edad que aparenta:18
Raza: vampiro pura sangre ( ya que fue convertido por una vampiresa pura sangre)
Orientación Sexual: Bisexual
Ocupación/Curso: Ciudadano
Nacionalidad:
Inglesa

Información Psicológica

Descripción Psicológica
Ren es un joven muy educado gracias a la educación que tuvo de pequeño por sus padres así que le enseñaron bueno modales como por ejemplo :
-La posición y utilización de los cubiertos en la mesa .
-El arte de saludar .
-El lenguaje del paraguas y del abanico.
-Como saludar en casos distintos .
-Ceder el paso y a quien cederlo.
-Etc...
Con las mujeres siempre será un hombre caballeroso y respetuoso , siempre al saludarlas las besará la mano , costumbres de su época , que se le va ha hacer.
Cuando mantiene una conversación con ellas es educado, y evita ser grosero o incomodarlas , por defecto o virtud para algunos intentara siempre seducirlas como un gato que juega con su comida.
En cuanto a los hombres cuando los saluda por primera vez les estrecha la mano , normalmente seduce a los hombres apuestos e "invertidos" ya que a el también le gustan los hombres , digamos que les regala una noche de pasión y luego los devora , literalmente .
Cuando se enamora suele pedir cierto grado de compromiso, ya que según él es un ser único y quiere que se le trate como tal.
Si alguien le "pertenece", lo hace por toda la eternidad, o por toda su vida mortal, nada de medias tintas, nadie se cansa de él y sigue con vida...Literalmente.Es muy posesivo . No soporta ver a su amado/-ada enamorado/-ada con otro , puede llegar a matarlos.
Cuando se enamora...se enamora.

Defectos
-Es muy celoso
-La sangre le vuelve loco
-Es muy posesivo
-Es un mujeriego

Virtudes

- Sabe tocar la guitarra , el saxo y el piano .
-Canta perfectamente , pues es cantante .
-Actua muy bien
-Es fotogenico

Gustos
-Las rosas rojas y negras
-La sangre
- El buen vino
-Los modales
-Las mujeres y hombres hermosos
-Los labios color carmesí
-Manipular las vidas ajenas
-Leer
-Le excita que le muerdan , la susurren o le chupen la oreja.

Odios
-Perder sus presas.
-Que se fijen en su amado/-ada , ya que los celos le ciegan.
-No ser correspondido.


Manías y vicios
-La sangre
-Las mujeres y los hombres hermosos
-Siempre tiene que ser cortés
-Siempre tiene que ir vestido perfectamente no se sabe cuando puede aparecer un paparazzi


Información Histórica

Familia Están todos muertos.
Historia
Spoiler:
Era 1897 cuando se mudó una nueva familia a las afueras de la ciudad, a una gran mansión que había a lo mas profundo del bosque. Yo estaba apunto de cumplir los dieciocho cuando mi familia fue a darles la bienvenida, era rutinario, siempre que venía gente nueva lo hacíamos por el motivo de nuestro prestigio y poder según mi padre. Mientras íbamos en el vehículo veía como mis dos hermanos se peleaban, eran mellizos, siempre lo hacían, yo ya ni intentaba separarlos, me dediqué a solo una cosa, disfrutar del paisaje, escuchando como mi madre intentaba callarlos y separarlos .
Después de un cuarto de hora llegamos a la mansión, era blanca con la fachada azul, era bastante bonita .
Nos acercamos a la puerta y llamamos, en un corto periodo de tiempo nos abrió una mujer de pelo negro recogido con un moño, iba vestida de blanco, su rostro parecía triste, tenía la sensación de que esa mujer no era feliz y le pregunté por su estado de ánimo pero ella sólo disimuló sonriéndome forzadamente, yo intuí que no quería hablar de ello así que me limité solamente a sonreírle, parecía la dama de llaves por las miles de llaves que llevaba en su mano izquierda. Nos preguntó qué deseábamos, mi padre le comunicó que queríamos dar la bienvenida a los nuevos inquilinos, ella nos hizo pasar y nos acomodamos en la sala de espera , era una sala muy oscura, no entraba nada de luz, sólo veíamos gracias a las velas que estaban encendidas en el lugar, era todo un poco tétrico. Mis hermanos estaban toqueteando todo como hacían siempre, no podían quedarse quietos ni un segundo, mientras mi madre los cogía para que no tocaran nada.– Josh y Elizabeth, parad ya los dos, no quiero llegar a las manos.–Dijo enfadada mientras ellos se sentaban en el sofá un poco asustados por mi madre, yo les sonreí acariciándoles en la cabecita.
Después de un tiempo de espera aparecieron tres personas a recibirnos, parecía que eran el señor y la señora de la casa acompañados de su hija, yo no puede resistirme a mirar a su hija, era muy hermosa, pero muy pálida, sus ojos eran naranjas y su pelo era del color del chocolate, muy largo y ondulado, los labios eran de color carmesí. Ella se percató de mi análisis y se quedó mirándome fijamente con una sonrisa, aparté la mirada unos segundos para ver a su padre y a su madre.
Su padre tenía la cabellera también larga de color rubio y los ojos azules, era igual de alto que yo y su madre era castaña con los ojos y los labios como la chica, eran todos muy hermosos pero para mi la más hermosa era la muchacha. Mis padres nos presentaron igual que ellos y se fueron a hablar dejando a la chica con mis hermanos y yo.
Sus padres se llamaban Arthur y Helena, ella Carrie.
Carrie se acercó a mí y me extendió la mano.–¿Ren verdad?- Me miró a los ojos fijamente como antes, yo me puse un poco nervioso y le besé en la mano contestándole a la pregunta y diciéndole que era muy hermosa, ella se rió tímidamente. Mis hermanos se pusieron a reír y se fueron corriendo por una habitación.-¡Josh! ¡Elizabeth!, ¡volved ahora mismo!-Dije poniéndome la mano en la cara y disculpándome ante Carrie, ella se puso a reír y me cogió la mano diciéndome.-No te preocupes el servicio los distraerá un rato.– Yo le agradecí y me llevó a un jardín lleno de flores y vegetación, aunque por culpa de los árboles no entraba la luz del sol, era como un laberinto más que un jardín, me llevó al centro donde había una fuente y se sentó en un costado preguntándome mi edad y dónde vivía, yo le contesté que pronto haría los dieciocho y que vivía a unos quince minutos de ella. Carrie era menor que yo, tenía los dieciséis ya cumplidos hace meses, pero era toda una mujer, era educada, delicada y agradable, era todo un honor estar con ella.
Después de una larga charla mis padres nos vinieron a buscar, teníamos que irnos, yo le dí un beso en la mano de despedida y me fui con mis padres mirando hacía atrás, viendo como ella se despedía con la mano y con su vestido rojo con encajes a juego con sus labios .
Recuerdo haber conciliado el sueño pensando en ella aquella noche.
Pasaron los días y todos empezaban a organizar mi cumpleaños, tan solo estábamos a dos semanas de el. Enviaron muchas invitaciones incluso le enviaron una invitación a la familia de Carrie, deseaba que ella estuviera allí el día de mi cumpleaños.
Tras días de espera llegó mi cumpleaños, eran las ocho y media de la noche, a las nueve empezaría la fiesta, yo me empecé a arreglar obligado por mi madre, le encantaba prepararlo todo y sobretodo prepararme a mí y a mis hermanos.
Eran las nueve, ya era oscuro y empezó a entrar gente, todo el mundo me felicitaba, el feliz cumpleaños me salía por las orejas, yo buscaba a Carrie pero no aparecía, decidí esperar en el balcón viendo la entrada para saber de su llegada, un grupo de chicas se acercaron a mí, eran hijas de unos amigos de mis padres, eran un poco pesadas, pero yo las trataba educadamente y caballerosamente, mientras miraba de vez en cuando la entrada para ver llegar a Carrie.
Eran casi las diez cuando ella apareció, yo me aparté de todas esas damas para ir a recibirla, cuando entró todo el mundo se la quedó mirando, era la más hermosa de los presentes y la mejor vestida, yo me acerqué a ella para darle un beso en la mano, ella me sonrió y me felicitó por mi cumpleaños, detrás de ella venían sus padres.–Llegas un poco tarde, me has hecho esperar.– Dije mirándola sonriendo, ella se puso a reír . Empezamos a cenar a las diez, la comida estaba riquísima aunque no se podía esperar menos de nuestros cocineros, estaba realmente feliz porque además Carrie estaba al lado mío, me atraía esa chica, no sólo por su belleza, sino también por su dulzura.
Me fijé en que ella no comió nada, yo le pregunté pero ella sólo me dijo que no tenía hambre que estaba llena de la merienda, yo asentí y me comí su comida también para que no se pensara mi madre que no le gustaba, ella me lo agradeció disculpándose, yo le acepté las disculpas pero no hacía falta que se disculpara.
Las horas pasaban y yo estaba pegado a Carrie toda la noche, no parábamos de hablar y de reír, mis padres nos miraban con una sonrisa mientras comentaban cosas con sus padres, parecía que algo tramaban. Nos fuimos al balcón a seguir con nuestra conversación, ella me dijo de ir mañana a su casa a tomar el té, yo acepté amablemente, poco después de eso sus padres la vinieron a recoger, al parecer eran los únicos que quedaban en mi fiesta ya que estaba apunto de amanecer, como mucho faltaba media hora, una lástima porque me hubiera gustado ver el amanecer con ella, pero otra vez será, supongo.
Después de aquella tarde de té y pastas quedamos todos los días. Mientras pasaban los meses yo sentía que aquella familia era un poco extraña porque jamás salían de día, eran demasiado pálidos, era todo muy raro pero no me importaba lo mas mínimo, me había enamorado de Carrie y no podía remediarlo. Un día que estábamos en la playa a la luz de la luna me decidí a declararme, le cogí la mano y le miré dulcemente a los ojos.–Carrie, tengo que contarte algo.– Ella tragó saliva y se me quedó mirando con una leve sonrisa.– Verás... yo...- Me cogió del rostro y me dijo.– Yo también Ren.– Entonces me cogió de la nuca y me besó. Yo me quedé paralizado, sin saber qué hacer o qué decir, con los ojos abiertos como platos, para luego ver como los separaba y se me quedaba mirando.–Me gustas mucho Ren, ¿a ti también te gusto, no?- Me dijo abrazándome, yo le abracé también, ruborizado.-Sí... tu también me gustas.- Dije besándole el cuello y luego los labios, recuerdo que nos quedamos un cuarto de hora abrazados.
Nuestro noviazgo se hizo oficial, eso sí, sólo nos veíamos de noche o en su casa a la luz de las velas. Yo empezaba a encontrarme mal, no sabía qué me sucedía, no paraba de toser, incluso a veces me salía sangre de la boca, acudí al médico de la ciudad y me dio una mala noticia, muy mala noticia, tenía una enfermedad de la cual no tenía cura, tenía tuberculosis, era muy contagioso así que no podía salir de casa, me dejaron aislado de la sociedad sin poder verme con mi amor ni explicarle que tenía esa enfermedad, era lo último que me hubiera gustado ver en mi vida.
Ella, al parecer, no se quedó de brazos cruzados, un día por la noche apareció en mi ventana, besándome apasionadamente y desesperadamente, yo la aparté y le expliqué lo sucedido, me quedaba poco tiempo de vida, mi enfermedad no tenía cura y tendría que olvidarse de mí y ser feliz, seguir con su vida.
Al cabo de unos meses Carrie entraba cada noche a mi cuarto, acompañándome todas las noches, yo cada día me encontraba cada vez más mal, ella me contó la verdad sobre su familia, el por qué de la clandestinidad. Me dijo que no era humana, que ella podía salvarme de la muerte con una condición, transformándome en lo que ella era, un vampiro. Yo negué rotundamente su propuesta, estaba mentalizado para dejar el mundo, no quería ser convertido en un monstruo como ellos, no quería ocultarme en el día, no quería volverme pálido por no ver la luz del sol. Todos los días le negaba a Carrie su petición hasta que un día mi cuerpo dijo basta y dejé éste mundo, despidiéndome de Carrie con un "te amo" débil, besándola y cayendo en la cama.
Me enterraron al día siguiente, todos los presentes lloraron mi pérdida o eso es lo que me contó Carrie, ella no pudo soportar mi pérdida y me desenterró por la noche, mordiendo mis extremidades y mi cuello, cortándose ella en la mano y haciéndome beber su sangre, convirtiéndome en lo que soy ahora, un monstruo sediento de sangre.
Lo primero que vi al despertar fue una habitación oscura, lo supe porque todas las ventanas estaba cerradas, pero mi vista veía perfectamente, como si fuera pleno día, como si todas las ventanas estuvieran abiertas. Mientras me estabilizaba en el suelo, de la puerta apareció Carrie, corriendo hacia mí, con el vestido que llevaba el primer día que nos vimos, abrazándome de felicidad, yo no sabía lo que estaba pasando, mis sentidos eran agudos, no paraba de oler diferentes olores, sobre todo el de sangre, me sentía muy atraído por ella, yo pensaba que estaba en el cielo y que ésto sólo era un sueño para despedirme de mis seres queridos, pero no, todo era real, ella me había resucitado de los muertos, me lo contó todo, yo me enfadé muchísimo con ella y al caer la noche huí de su casa, no quería saber nada de ella, ella violó mi último deseo, ella violó mi voluntad, ella era egoísta y sólo pensaba en su bien común ¿y yo? ¿no pensaba en mí?
No quería ser lo que era ahora, deseaba morir pero no podía, pues era inmortal.
Me adentré en el bosque y me alimenté de animales que habían por ahí, me comí jabalís, liebres, conejos, pájaros... Pero eso no me bastaba, tanta sed tenía que cuando se me acabaron los animales tuve que ir a la ciudad.
A la noche empecé la cacería, me acerqué a una dama, para matarla pero no tuve el valor, yo no era un asesino, no podía volverme así, decidí volver con Carrie.
Ella me recogió y me trajo una copa sangre, esa sangre era deliciosa, era la más apetitosa que jamás había probado.- ¿De qué animal es?- Ella me respondió que era de una montura de la familia. Luego de eso me paseé por los pasillos de la mansión y escuché esa deliciosa sangre de nuevo, yo me acerqué, la olor provenía de la basura, la destapé y allí la vi, vi a Sophie, la ama de llaves, degollada, muerta, me tapé la boca y una lágrima se derramó por mi cara, ¿que había hecho?, había matado a una mujer, por mi culpa había muerto. Entonces Carrie me abrazó por detrás.-Ren he tenido que hacerlo por ti, tienes que alimentarte de humanos si no será peor.- Yo la aparté y me giré mirándola con odio.-¡Mira en lo que me has convertido! ¡Soy una bestia! ¡Yo no quiero ser como tó, te odio por no haberme hecho caso, por haberme demostrado que mi felicidad te importa una mierda y que sólo te importa la tuya, estoy harto, quiero morirme!- Dije cabreado, pateando lo primero que pillaba, ella se puso a llorar, pero no llorar algo normal sino que lloraba sangre, pidiendo perdón, diciéndome que ella sólo quería que nos amaramos eternamente, que no la odiara porque ella me amaba. Yo me fui de allí.-Carrie, olvídame, nuestra historia terminó aquí, no pienso dejar que mates a más gente sólo para alimentar a un monstruo como yo, un ser despreciable.-Dije dejándola llorar en el suelo. Esa noche fui a mi casa y vi a mi familia dormir, les echaba mucho de menos, había estado muchos meses sin verlos, me quedé toda la noche viéndolos, incluso Elizabeth nombró mi nombre, era normal, mañana sería mi cumpleaños y haría diecinueve. Cuando salieron los primeros rayos de sol me escondí en el sótano, no podía salir, si no moriría, era lo que quería, morir, pero no quería dejar de oler ese olor a mi hogar tan rápidamente, amaba ese lugar, había estado toda mi vida en esa casa, me puse a mirar el sótano, estaba lleno de mis cosas de cuando era pequeño, me distraje todo el día recordando recuerdos. Me alimentaba de las ratas que habían en el sótano, todas las noches escuchaba a mi madre llorar, mi cuarto estaba como lo dejé yo, era doloroso ver a mi familia mal, mis hermanos dormían con el peluche que les regalé cuando eran más pequeños, me sentía mal por ellos, no quería que siguieran así, mañana haría un año de mi muerte, lo entendía pero.-. tendrían que pasar página.
Una noche escuché como un jarrón se rompía y la sangre venía a mi olfato, yo no pude resistir y huí de casa para no matarlos a ellos.Una pobre muchacha que caminaba sola por la madrugada fue mi víctima, no podía creer lo que había hecho, ahora había acabado con la vida de una pobre mujer, me odiaba a mí mismo, cómo he podido llegar a ésto, me pregunté. Ya no podía seguir en casa, mi familia estaría en peligro si yo volvía, así que decidí pasar la noche en el cementerio, al panteón donde me enterraron donde vi marcas de garras, seguramente las de Carrie, abrí mi tumba vacía de nuevo y pasé allí las siguientes noches, pero cada noche la sed volvía y acababa matando a alguien hasta que un día la presa se escapó reconociéndome, ésta presa era una prostituta que había cogido, mi intención era matarla pero ella suplicó por su vida diciéndome que tenía una niña de la cual alimentar, no puede acabar con su vida y la dejé escapar, ella fue la que me delató.
Entonces el pánico sembró la aldea, "Ren había intentado matar a una mujer y éste estaba muerto.", aparte de las muertes de antes, me había metido en un lío y mi familia también, los acusaban de haber hecho un pacto con el diablo, de haberme vuelto a la vida mediante éste y convertirme en un demonio. Entonces una noche escuché el olor de madera quemada, yo salí de mi ataúd y vi un montón de personas con antorchas quemando mi casa y lo peor de todo, con mi familia dentro, yo me dirigí a la velocidad de la luz a mi casa rescatando a todos, mi madre antes de caer desmayada se pensó que era un ángel, yo le sonreí y le dí un beso en la frente con dolor y fuerza intentando no comérmela, llevándola con los demás a las afueras de la ciudad, esperando que huyeran a un lugar bien lejos, donde nadie los reconociera.
Me costó mucho rescatarlos ya que parte de la casa estaba en ruinas y pesaban mucho por el hecho de estar desmayados y por el hecho de tener su sangre entre mis manos y no poder devorarla, pero les había dado demasiado disgustos como para ahora no salvarlos, mi dolor y pesar se haría más grande entonces.
Me fui de esa aldea para siempre, me conformaba que pensaran que era un ángel y no el demonio en el que me había convertido como decían los aldeanos.
Durante bastante tiempo me dediqué a vagar de ciudad en ciudad seduciendo damas para luego matarlas. Un día, una mujer de la cual había seducido me ofreció ser modelo, en vez de matarla acepté la oferta.
No pasó mucho tiempo y empecé mi carrera como artista y actor, ya que mi carrera como modelo iba de perlas, se puede decir que soy un personaje rico, famoso y bien visto en ésta sociedad.


Otros datos
-Tiene dos armas : Un florete llamado " Black Rose" y una daga llamada " Bloddy Rose"
-Suele ataca a mas mujeres que a hombres ya que la primera vez que probó la sangre era de Shopie, la dama de llaves.
-Es muy veloz.
-Tiene la vista y el olfato muy desarrollados.
-No puede estar mucho tiempo en el sol , puede llegar a morir.






Última edición por Ren Jinguuji el Miér Feb 13, 2013 9:05 am, editado 6 veces
avatar
Ren Jinguuji

Pareja : Estoy soltero e-e
Mensajes : 22
Localización : Nunca sabrás donde estoy pero yo sabré donde tu estás

Volver arriba Ir abajo

Re: Ficha de Ren - Tu cuello será mi perdición...

Mensaje por Ren Jinguuji el Miér Feb 13, 2013 8:27 am

Terminé mi ficha , espero con ansias que me la corrijan ^^
avatar
Ren Jinguuji

Pareja : Estoy soltero e-e
Mensajes : 22
Localización : Nunca sabrás donde estoy pero yo sabré donde tu estás

Volver arriba Ir abajo

Re: Ficha de Ren - Tu cuello será mi perdición...

Mensaje por Invitado el Miér Feb 13, 2013 9:20 am


Aceptado, señor Ron ouo *le da el sello de aprobación sin pensarselo porque ya lo leyó todo* Y antes que nada he de decir que la historia fue muy "Entrevista con el vampiro" *O* *piensa que es otra de sus películas favoritas*.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Ficha de Ren - Tu cuello será mi perdición...

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.